Sábado, 22 de Julio del 2017
El Partido >> I.R.D.H >> Mujer
Mujer
EL INSTITUTO REPUBLICANO DE DERECHOS HUMANOS AFIRMA QUE LA PROSTITUCIÓN NO ES UNA "OCUPACIÓN LABORAL" Y QUE DEBE ABORDARSE DESDE POLÍTICAS DE IGUALDAD Y SALUD MENTAL DE LA MUJER

Al hilo de la redada de la operación realizada el pasado martes 17 de diciembre por la policía madrileña, cuando realizó 164 detenciones de personas presuntamente relacionadas con el proxenetismo y el tráfico de mujeres inmigrantes ilegales dedicadas a la prostitución, el Instituto Republicano de Derechos Humanos quiere plantear a la opinión pública las siguientes cuestiones, directamente relacionadas con el debate actual sobre la prostitución de las mujeres:

1. No ignoramos la brutal desigualdad de género que en el plano económico caracteriza a nuestra sociedad. Y el intercambio entre servicios psicosexuales (para ellos) y dinero, pues son hombres quienes lo poseen, es una expresión más de esa desigualdad. Pero considerar la prostitución como un trabajo y reducir sus causas a mecanismos económicos, ignorando otros factores, nos llevaría en buena lógica a convertir la sociedad en un burdel inmenso, donde las mujeres intentarían compensar su desigualdad económica respecto a los hombres.

2. Es un hecho cierto, de igual manera, que hay mujeres pobres que no se prostituyen, y otras, por el contrario, que sin tal estado de necesidad económica sí "eligen" la prostitución. ¿No habrá, pues, factores intrínsecos, psicodinámicos; diferenciales, en las mujeres que acceden "voluntariamente" a esta actividad y en las que no lo hacen?. Entendemos que habría que tener en cuenta, de manera primordial, que existen rasgos de carácter y personalidad, y que por tanto se estructuran en la niñez, dentro del ambiente y de las relaciones de familiares, que facilitan, o predisponen, a elegir esta practica; o protegen de ella, en su caso.

3. Sistemáticamente se olvida un elemento básico: los clientes: los hombres. Hay oferta porque hay demanda, ¡y mucha!. Hay que preguntarse el porqué de esa obsesión, que tienen tantos varones, de obtener determinados servicios psicosexuales (pagados, o no, aunque de hecho pagar se les hace necesario) evitando una verdadera relación interpersonal y un compromiso afectivo real; buscando un modo de placer genital, para él solo y suponiendo, con frecuencia, un desahogo emocional de sus propios conflictos; y confundiendo sensaciones (placer físico, genital) y sentimientos (afecto y cariño personales). Y todo ello usando como instrumento el cuerpo de las mujeres.

4. Hablar de naturaleza, instintos, etc., nada nos explica. Hay que preguntar si los varones no aprenden su "naturaleza", también en su infancia y en el ambiente interactivo familiar en el que nacen y se crían.

5. ¿Y de que manera estas actitudes masculinas tan extendidas, afectan a la Salud Mental de las familias y mujeres? ¿No sería un elemento básico de Higiene Mental Comunitaria que los hombres se prepararan para aportar estabilidad emocional, y seguridad afectiva a una familia? (y no sólo dinero, autoridad, fuerza, poder, protección y estatus).

6. Desde aquí sugerimos a los varones que consideren que las mujeres también pueden ser sujetos activos de desahogo psicosexual o emocional, y de deseo propio; como cualquier persona, en algún momento. Pero que no confundan esta necesidad tan humana con lo que es una relación entre dos personas que, entre otras cosas, debe ser recíproca, e implica compartir entre iguales; y por ello nos hace diferentes.

En este punto es un buen ejemplo recordar que en francés, los verbos que indican estados afectivos se conjugan con faire ("hacer"); así: faire confiance = confiar; y hacer el amor no indica una actividad o una sensación, sino un sentimiento intra, e, interpersonal: amar.

7. Comprendemos que muchos hombres, ante su impotencia, para hacer realidad una verdadera relación afectiva integrada (placer, deseo, amor, sentimientos, sensaciones, compromiso afectivo- emocional estable y unívoco, etc., etc.), o para diferenciar realidades y marcarse y marcar límites; se consuelen mediante "descargas" genitales y emocionales (de tipo pulsional, no instintivo) utilizando para ello como instrumento a las mujeres. Este "uso" de otra persona les hace creer que mantienen una relación, cuando tal relación no existe, ni puede existir; es fantasmática. Si además hay dinero de por medio se refuerza aún mas la no-relación. En realidad, los varones, generalmente, están solos ante su propio deseo y placer, y esta actitud se refuerza y se concreta aún más cuando usan el cuerpo de una mujer sexualmente y pagan por ello.

8. Estos planteamientos entendemos que deben ser el punto de partida a la hora de valorar el papel social de la prostitución y como atajar un problema que no radica, en absoluto, en la hipócrita pretensión de que las prostitutas no sean vistas en la calle o en la madrileña Casa de Campo o similar. La solución no es confinarlas en burdeles, whiskerías u otros locales regentados por "empresarios del sector". Y las medidas prohibitivas también han demostrado que no solucionan nada. La prostitución debe abordarse desde políticas integrales para la mujer basadas en una filosofía igualitaria de género, con medidas socioeconómicas, pero incluyendo siempre, como eje central (teniendo en cuenta las indicaciones para cuestiones como estas que da la Organización Mundial de la Salud), la atención a la salud psíquica de las prostitutas.

Instituto Republicano de Derechos Humanos
Madrid, 20 de Diciembre de 2002

MÁS TEMAS (pdf):

Crímenes de "honor". Reportaje. Mujeres asesinadas por infidelidad, pérdida de la virginidad o violación
La ablación genital femenina en España. Noticias. Acuerdo unánime en el Congreso para frenar la práctica de la ablación
La Asociación de Mujeres Anti Ablación de España rechaza la penalización
imagen
Izquierda Republicana - C/Silva 5 4º - 28013 Madrid · Tel. y Fax: 91 541 90 40 · http://www.izquierdarepublicana.es · e-mail: izquierdarepublicanafederal@gmail.com

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar sus servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. .
Para más información o cambiar la configuración pulse en Política de Cookies